LOADING

Escriba para buscar

Internacional

Tras masacre de civiles, vicepresidenta de Nicaragua pide castigo para “golpistas”

Share
Imegen Principal

“Ellos los mataron, que paguen por sus crímenes, ellos, los golpistas, asesinaron a estos hermanos nicaragüenses. Que paguen por sus crímenes. Sabemos quiénes fueron, quiénes dirigieron, quiénes promovieron, quiénes financiaron y quiénes ejecutaron el golpe de Estado, el intento de golpe”, sentenció ayer la vicepresidenta y primera dama de Nicaragua, Rosario Murillo, en referencia a las personas que desde abril manifiestan su rechazo al gobierno nicaragüense en las calles.

El régimen, que según datos de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), mató a 448 personas, sólo reconoce el homicidio de 197; 85 de ellos considerados “sin oficio”, por la Policía Nacional, que ayer reveló las cifras.

El resto está conformado por policías (22), funcionarios del Estado (8), estudiantes universitarios (5), estudiantes de secundaria (4), amas de casa (2) y maestros (1), entre otros.

Respecto a los 448 asesinatos que reflejó el último informe presentado por la ANPDH, el gobierno orteguista dice que 197 murieron en el contexto del “intento de golpe” y el resto, 253, fueron por otras causas (muertes homicidas, accidentes de tránsito, entre otros).

La CIDH advirtió que Nicaragua vive una “tercera fase” de la represión gubernamental, “más ruda, más explícita y burocrática”, que es la “criminalización de manifestantes”.

La CIDH y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) han responsabilizado al gobierno de Nicaragua de “asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias”, lo que el presidente Daniel Ortega ha negado.

“Condenamos todas las violaciones a los derechos humanos que sufren nuestros compañeros”, sostuvieron los estudiantes.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, acusó ayer a la OEA de estar “tomada” por países derechistas con actitudes “revanchistas” e “injerencistas” que apoyan a Estados Unidos, en medio de los esfuerzos del organismo para ayudar a mediar en la grave crisis que vive el país.

El Dato: La CIDH registra 317 muertos debido a la crisis, mientras que la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos contabiliza 448.
“La OEA fue tomada por países que irrespetan completamente a sus propios pueblos, porque han tomado una acción revanchista, injerencista, irrespetuosa”, afirmó el mandatario en una extensa entrevista con el periodista estadounidense Max Blumenthal del diario en línea Grayzone Project.

En la entrevista, el presidente consideró que “lo que más debilita a la OEA en estos momentos es la actitud revanchista de gobiernos de derecha que hoy hacen mayoría en América Latina”. Estos países “han hecho cuerpo con Estados Unidos, o dirigidos por Estados Unidos” para “hacerle la guerra a los países que defendemos una relación de respeto y no injerencia”, señaló.

No obstante, al ser consultado si retiraría a Nicaragua del organismo como hizo Venezuela, dijo que pese al “debilitamiento que tiene la OEA es un espacio que está ahí y hay que dar la batalla”.

El pasado jueves, el Consejo Permanente de la OEA, aprobó la creación de un grupo de trabajo, coordinado por esa instancia regional, para “contribuir a la búsqueda de soluciones” a la actual crisis. Pero el gobierno nicaragüense rechazó la formación del grupo.

“Vemos países de este grupo, donde se cometen crímenes todos los días y no hay una fiscalización de parte de la OEA”, reprochó Ortega, exguerrillero de 72 años que gobierna desde 2007.

El mandatario aseguró además que tiene diferencias políticas con la Conferencia Episcopal, ante los señalamientos que le ha hecho acerca del rumbo del país, en particular con algunos obispos que participan como mediadores del diálogo, a los que considera han dado “todo el respaldo a la oposición”. Afirmó también que se pondrá “atención” a los recursos que entran al país para financiar “actividades terroristas”, para que “no nos pase lo que nos ha estado pasando”, en alusión a las protestas.

Aerolíneas de EU reducen vuelos a Nicaragua
Las cuatro principales aerolíneas de Estados Unidos redujeron esta semana su frecuencia de vuelos a Nicaragua, manifestó Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur). Precisó que las aerolíneas que suspendieron vuelos o ajustaron sus horarios a vuelos diurnos son American Airlines, United, Delta y Spirit.

En el caso de American Airlines y Delta, la frecuencia de vuelos diarios se redujo de tres a uno, mientras que United Airlines dejará de operar totalmente durante dos semanas, detalló Valenti.

United explicó en un mensaje divulgado a la prensa que había decidido cancelar los vuelos nocturnos y realizarlos solamente de día, “para seguridad de nuestros clientes y nuestros empleados”.

Sin embargo, del 21 de agosto y el 3 de septiembre no se pudo realizar ese cambio y los vuelos fueron suspendidos temporalmente. Mientras, la aerolínea Spirit suspendió sus vuelos nocturnos entre Estados Unidos y Managua.

razon.com.mx