LOADING

Escriba para buscar

Partidos y Legisladores

El peor desastre ecológico del país no debe quedar impune: Lorenia Valles

Share

Hermosillo, Son., 5 agosto del 2018. Luego de iniciar los trabajos de la LXIV legislatura, la Diputada Electa por morena Lorenia Valles Sampedro propondrá se revise la situación en que se encuentran los detalles de lo que es señalado por expertos como el peor desastre ecológico de México.

Será puntual, su primera solicitud será en torno al estado que guarda el Fideicomiso Río México; Pues se habla de la gran opacidad en el manejo de los recursos que debieron llegar a los habitantes y que al momento se desconoce en su totalidad.

“El peor desastre ecológico y ambiental en la historia del país no debe quedar en el olvido, por lo que debe investigarse las responsabilidades jurídicas y la corrupción que se señala ha habido en torno a este caso”, afirmó la diputada electa.

Y es que al cumplirse el cuarto aniversario de aquella tragedia provocada por el derrame de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre acidulado al caudal de los ríos Sonora y Bacanuchi, la legisladora dijo que en cuanto inicien los trabajos de la LXIV legislatura, presentará punto de acuerdo para solicitar se esclarezcan los procesos que se llevaron a cabo para la remediación ambiental y para la atención de las personas afectadas.

Valles Sampedro como diputada federal en la LXII legislatura exigió la suspensión de actividades de la mina Cananea en tanto se evaluaban los daños provocados; y que la Procuraduría General de la República (PGR) aplicara las sanciones correspondientes, el resarcimiento y la indemnización total de los daños causados al medio ambiente y a la población en general.

De la misma forma pidió, que desde el Poder Legislativo, se exhortara al Ejecutivo Federal a deslindar responsabilidades a la empresa Buenavista de Cobre –filial de Grupo México, encargada de explotar la mina de Cananea– y se aplicara el artículo 172 de la Ley de Equilibrio Ecológico, que prevé la suspensión, revocación o cancelación de la concesión cuando la ‘‘gravedad de la infracción lo amerite’’.

Recordó que la cláusula cuarta del fideicomiso estipula que en caso de que el monto resulte insuficiente para dar cumplimiento a los fines de éste, previa determinación del fideicomiso, los fideicomitentes aportarán los recursos que fueran necesarios para cada situación específica; la cual, explicó, no se ha cumplido.

“Lamento profundamente que los legisladores sonorenses de la LXIII legislatura, misma que está por terminar, no dieran seguimiento al caso, como tampoco hicieron nada para que el Grupo México cumpliera con sus responsabilidades y se atendiera la grave crisis ecológica y la preocupante situación de salud que aún sigue enfrentando la población que vive en las cercanías de los ríos Sonora, Bacanuchi y sus demás afluentes”, abundó Valles.

Consideró que esto debe aclararse desde las facultades del poder Legislativo, y no a partir de la decisión de una persona, por lo que junto con sus compañeros legisladores de Morena buscará se aclare primero, lo concerniente al derrame y de manera paralela la opacidad de los recursos del fideicomiso.

Señaló que se necesita saber por qué no se cumplieron ni los más mínimos objetivos del fideicomiso; qué pasó con el saneamiento de los ríos, la construcción de la unidad epidemiológica, y la instalación de las plantas potabilizadoras, entre otros importantes asuntos, pero también debe existir acción legal contra quienes debieron ejercer los recursos con transparencia y responsabilidad social y, desde luego, sancionar severamente a la empresa responsable de la contaminación, concluyó.