LOADING

Escriba para buscar

Archivo Confidencial

Peje une a CNTE y a Elba Esther… a ver qué pasa

Share

ARCHIVO CONFIDENCIAL,
POR ARMANDO VÁSQUEZ A.

SE HA MANEJADO que el tsunami AMLO, la ola AMLO, el maremoto y un etcétera que está por venir y que va a arrasar con todo,  pero ¿sinceramente  y a un mes de la elección, no siente como que ese “fenómeno meteorológico electoral” llegó y ya pasó?

Como que hubo unos días en este país donde el único tema que se trataba era el de un AMLO para acá y AMLO para allá. Pero como que de pronto se le acabaron las ideas, de allí que en el segundo debate se dedicó a hablar de amor y paz, a responder con cinismo a un Anaya que despotricaba y un Meade que se quedaba callado y de vez en cuando respondía muy fino como para que le entendiera el público que estaba golpeando a sus contrincantes.

Es como esas carreras de marathón que son de resistencia en el cual las dosis suelen ser conforme a la preparación y estrategia implementada para ganar y los más exacto posible pues de no ser así se corre el riesgo de que no alcance el oxígeno para llegar a la meta y quedarse en el eterno ya merito como ocurrió en el 2006 contra Felipe Calderón.

 Por eso se comprende, pero no se justifica lo que ocurrirá este lunes en CDMX donde miles de integrantes de la CNTE llegarán de las distintas partes del país y tomarán la ciudad protestando contra la reforma educativa y claro está, será una manifestación permanente hasta el primero de julio que el Peje les entregue de regalo, en caso de ganar, que derogará dicha reforma.

Ojo, les puede fallar el evento por lo tiempos y costos.

Los de la CNTE –unidos vía Peje con Elba Esther su archirecontraenemiga batman–, tal vez y solo tal vez, no han calculado bien sus acciones pues primeramente los liderazgos de la CNTE no ven con buenos ojos a Elba Esther Gordillo y ello pudiera acarrear pequeñas explosiones de ira que pudieran desbocarse.

Ahora que tampoco los seguidores de Elba Esther ven bien a los de la CNTE. El hecho es que este lunes vamos a ver qué color agarra esa rara mezcla de intereses que se apersonarán en el Monumento a la Revolución en la CDMX.

En cuanto a los tiempos y costos. De Oaxaca va un contingente de dos mil maestros, ¿cuántos les gusta lector que lleguen de otras partes, cinco, diez mil gentes en total? Pongamos que sean cinco mil que debe multiplicar por tres alimentos diarios y nos da quince mil platillos diarios, ¿de puro tamal con frijol y agua de zuco?, ¿le parece bien un costo de veinte  pesos por comida bajita la mano? Serían 30 mil pesos diarios en pura botana y en su mínima expresión. ¿Quién paga?…

Ahora bien, los tiempos no dan si la manifestación la  realizan a partir de este lunes como pretenden pues todos sabemos que al tercer día el muerto, el arrimado y las manifestaciones de este tipo, apestan y la reacción pasaría a ser de carga negativa para AMLO, sin duda alguna.

Por cierto, en ese afán de ser el foco de atención por parte de Andrés, ya declaró que no quiere vivir en Los Pinos, tampoco quiere el avión presidencial, ni el nuevo aeropuerto, ni la pensión de los ex presidentes, ni que su esposa sea primera dama, ni que los papalotes lleven energía eléctrica a los habitantes del valle de la Rumorosa…

Tampoco quiere que los cinco millones de burócratas de oficina que manejan este país reciban algún tipo de incremento o ganen más dinero pues están en el honroso lugar mediante el cual pueden servir al pueblo.

Entonces y aunque les duele a los chairos  y seguidores de Andrés Manuel, la bronca que tiene el tabasqueño será de dosificar la carrera final, allí puede estar, de nueva cuenta su perdición. De entrada, ya no recibe consejos en su soberbia de que ya ganó y eso es exactamente lo que le ocurrió en sus pasados dos intentos y un primer síntoma fue el alejamiento de sus más cercanos operadores que de ocurrir pudiera ser días después del doce de junio. Ojo con esto, estimado lector.

Por cierto, y de manera curiosa, también influirá en estas elecciones el mundial de futbol que empieza el catorce de junio y termina un mes después. Allá en Rusia. Eso le bajará un poco al calor que pudiera tratar de encender AMLO, ya veremos que se les ocurrió pues no hay que olvidar que AMLO juega béisbol y no futbol.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden