LOADING

Escriba para buscar

Archivo Confidencial

Paperas, pone en evidencia falta de protocolos de salud en universidades

Share

UNA TREINTENA de casos de paperas en la Unison y al menos uno en la UES es de llamar la atención. No porque la enfermedad sea mortal ni nada por el estilo pues la mayoría de los adultos arriba de 40 sufrimos esa enfermedad y estamos inmunes, pero los nuevos chamacos, de entre 18 y 24 a lo mejor por estar encerrados con videojuegos o por la escasa interrelación banquetera con amigos, no les ha pegado parotiditis o chanza como le conocimos de chamacos.

Eso sí, según los efectos, a quienes le pegan las paperas pueden volverse estériles.

Pero más allá de la propagación de este virus, lo que salió a relucir es la falta de protocolos que se deben impulsar en todas las escuelas. Tal y como se hizo a nivel nacional con el virus de la influenza H1N1 donde nos obligaron a todos a un paso tan sencillo para contrarrestarla como lavarse las manos o utilizar gel para mantenerlas limpias que antes de esa campaña en tiempos de Felipe Calderón, era muy poco utilizado.

Claro, es una de las acciones, ¿pero cómo impulsarla en todas las escuelas?

Ya lo hemos platicado con algunos amigos. Si en las mañanas antes de entrar al salón de clase, –a la hora de llegada o bien, después del recreo–, se acostumbrara a nuestros chamacos a lavarse las manos, esa cultura nos ahorraría a los padres y al mismo gobierno una buena partida del presupuesto pues el virus entra por la boca cuando se traen las manos sucias.

En el caso de las universidades como ocurre actualmente, la mayoría cuenta con un médico en un horario determinado que está allí en caso correctivo, no preventivo pues no reúne a los estudiantes en un auditorio para darles ese tipo de pláticas.

No le pagan para eso. Y qué lástima.

Vemos también que los alumnos más avanzados de las diferentes escuelas de medicina tampoco son capaces de acudir a los salones de clases a proporcionar esas clases de prevención. A lo mejor ahora que ocurre esto del contagio de las paperas se atrevan a ese mal que es uno de los múltiples que aquejan a nuestra población universitaria que no conoce por ejemplo de la propagación de otros virus como el Sida que ya son palabras mayores.

Y hay otros males que caben destacar como en el caso de las damitas estudiantes que sufren de enfermedades silenciosas como quistes en los ovarios que pueden llegar a provocarles cáncer, fenómeno muy recurrente pero como no hay dolor, simplemente no saben que lo padecen y esto lo comento hoy que doy clases en una Universidad.

Aunado a ello, no veo que les hagan exámenes de sangre, vaya, en el caso de la Unison cuentan con todo: laboratorios químicos, estudiantes de medicina y enfermeras. ¿Qué no se les puede ocurrir realizar este tipo de acciones de manera escalonada y por escuelas y de pasada extenderse a otras universidades que no tienen esa capacidad y con ello que dichos alumnos –tanto los practicantes como quienes reciben el servicio–, paguen una parte de su servicio social?

No sabemos a ciencia cierta cuántos impertensos, diabéticos o pre diabéticos, jovencitas con displacias –pre cáncer–, amen de las enfermedades ya mencionadas se tienen en nuestras universidades.

Se tienen las herramientas –en el caso de la Unison, no sé en las otras universidades–, para realizar toda una cruzada al respecto, lo que se requiere es voluntad política y tomar el toro por los cuernos pues si bien es cierto que todos cuentan con un seguro médico por ley, simplemente no se utiliza hasta que la enfermedad es notoria.

Y no tiene que ser en un día, sino durante todo el año y al ser costumbre se imponen procesos adaptables para lograr este fin. Es cierto, al momento de llenar la inscripción el futuro universitario pone allí las enfermedades que padece pero como decía el doctor House, todo enfermo miente.

El hecho de hacerle un expediente clínico, con su catálogo de vacunas –que nunca piden–, así como los antecedentes familiares en el tema, sería el principio de un buen fin. ¿Presupuesto para esto?… hay que meterle ingenio.

Claro está, los encargados de comunicación de las universidades tendrían un buen reto para que funcione una campaña de este tipo, sin duda alguna.

¿Y el Estado cómo pudiera intervenir?… eso se lo dejamos a Enrique Claussen, titular de la Secretaría de Salud.

AYER ANDUVO circulando profusamente un video donde golpeaban a un desnudo joven en sus partes blandas y señalaban que así se debería de atacar la delincuencia en Hermosillo, y lo curioso es que quienes hicieron el video son gente de Morena y del PT, uno de ellos con antecedentes penales. Como que fue una estrategia electoral, más que otra cosa.

LA EMPRESA ARIAS Consultores está manejando que el candidato Meade está en segundo lugar en las encuestas y es de las más serias. Alejado aun de AMLO pero en segundo sitio. Esto se puede constatar en este link https://www.youtube.com/watch?v=KiiG6ZctNLs.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden