LOADING

Escriba para buscar

Archivo Confidencial

AMLO y su tigre

Share

LA HISTORIA DE México ha demostrado que una violencia generalizada y organizada que lleve a una revolución armada no es posible en este país, de allí que cuando AMLO les dijo a los banqueros el pasado viernes que de perder la elección se iría a Palenque (allí tiene su hacienda llamada La Chingada, pero no la mencionó porque sería pegarse un balazo en el pie ) pero que no le echaran la culpa si no podían detener el tigre, suena más a una tácita amenaza que a una justificante de que hay un asomo de fracaso en su objetivo.

Los memes al respecto no han fallado, así como las críticas al respecto. Pero la pregunta es: ¿puede haber realmente una revolución armada en este país?… no creo por tres razones básicas.

1.- Se requiere alguien que la encabece y no será AMLO pues dijo que retiraría a ya sabe dónde.

2.- El Ejército Mexicano, ese al que André Manué le dio una cachetada con guante blanco y dolorosa al hablar de amnistía a los malandros que han matado a tanto soldado, es el único que pudiera dar un golpe de estado. Pienso también que logísticamente no es factible pues sus diferentes bases estas desperdigadas por el país y en caso dado de que hubiera una insurgencia nacional la dotación de recursos bélicos sería limitada además de que serían contrarrestados por las fuerzas del orden estatal.

Y volteando la cuchara. Esa colocación estratégica de seguro impediría levantamientos si se trata de una insurrección civil armada.

Por supuesto lector, la lealtad del Ejército es hacia la institución, sea quien sea el ganador de esta contienda como ya lo han hecho publico los jefes militares de primer nivel.

3.- Pero supongamos que el tigre que menciona AMLO sale a la calle. ¿Cuánto tiempo puede durar? No creo que lo suficiente para iniciar una revolución como la que tiene en mente el dirigente de Morena pues aparte de ser muy costosa económicamente no es fácil que un ciudadano decida dejar familia y aventurarse a una acción de ese tipo.

¿Los jóvenes universitarios?, pudiera ser, pero requieren de líderes capaces que trasciendan los liderazgos de las universidades y cuyos movimientos también son de corto alcance.

A lo mejor el tigre de AMLO se refiere a la toma de edificios que pudieran suscitarse por parte de las distintas fuerzas de izquierda que le acompañan incrustadas en maestros, universitarios, sindicatos y demás tipos de organizaciones. Pero no da lo suficiente para originar una revuelta civil en todo el país.

Usted sabe lector que todo tipo de movimiento que se ha gestado en México del cincuenta para acá, inclusive el guerrillero que ya conocemos y en tiempos está más cerca, es captado por el Estado sobre todo cuando en su tratamiento incide en aportar recursos económicos a los cabecillas (o posiciones políticas) y con ello logra el desmembramiento de esa organización, cualquiera que sea y ejemplos de esta estrategia sobran.

Ahora bien, ¿cómo respondió el Gobierno Federal al tigre de AMLO y que lo podemos escuchar en radio mediante anuncios?

De entrada surgió una fundación llamada “Somos Mexicanos” la cual enaltece las diferentes características positivas de México.

Aunado a ello, empezó una estrategia de comunicación en la que menciona de una manera directa y sencilla lo bueno que se ha hecho en este gobierno “aunque haya otros que no lo quieran ver”, dice más o menos.

Sobre esta campaña, no sé si legalmente válida, pero está pegando en tan escaso tiempo pues está muy bien hecha y no he visto que los partidos políticos protesten como lo han hecho ante el INE para que la PGR deje de entrometerse en las elecciones, acción que por cierto ganaron al señalar el instituto electoral a PGR que retire sus videos de redes sociales, aunque es una acción ya tarde.

La acción de gobierno de mostrar lo bueno, mágico y de excelencia de este país, me recuerda a aquella a una interesante campaña que se realizó durante la segunda guerra mundial cuando el ejército de Alemania invadió Rusia.

El gobierno comunista ruso “motivaba” a sus soldados de manera sicológica manejando himnos que el pueblo tenía en su mente de patriotismo de la era de los zares, buscando animarles para que no desertaran. Ganó Rusia la guerra con muchos más factores, pero me refiero a que si funciona un llamado a esa pequeña llama que tenemos todos de querencia por el país que nos vio nacer y que algunos llaman patriotismo, otros orgullo y otros más, querencia por el terruño que no queremos ver destrozado con una decisión el primero de julio.

No veo la contra respuesta de momento pues la estrategia comunicacional está amarrada al sentimiento y cualquier candidato que chiste al respecto puede ser tildado de no querer a México. Es la fuerza del Estado, pues, en todo su apogeo.

Así pues, el famoso tigre de AMLO no le veo fuerza. Eso sí, dio pie a la estrategia gubernamental mencionada y será interesante observar cómo van a actuar en su contra. Será cosa de esperar unos días para escuchar alguna declaración de AMLO de esas tronantes, que rellenan espacios en medios informativos… lo interesante será saber de qué tratará, yo creo, que será un ataque contra Trump, duro, macizo, para regresar las simpatías que ha perdido.

Habrá que esperar pues lo de no pagar el muro es lucha de EPN. Ya veremos que se les ocurre a los genios de Morena.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden