LOADING

Escriba para buscar

Archivo Confidencial

Los legisladores de calidad

Share

AHORA QUE existe esa ley de equidad de género, también el hecho de que se permitirá la injerencia y participación de los jóvenes (que no viene en la ley, pero que manejan partidos como el PRI en sus reglamentos interno) pero siento que falta algo sumamente importante que debería incluirse en futuras reformas electorales. Y me refiero concretamente a la capacidad académica o de productividad personal, por así llamarlo, de la persona que competirá por un escaño legislativo.

En tantos años en esto he visto pasar diputados sonorenses con tercer año de primaria, personas con carreras truncas que tuvieron la habilidad de enrolarse con un grupo partidista en el poder y a base de zalamerías y otras estrategias bajunas, lograron llegar a ese recinto donde se va a modificar el comportamiento de los millones de sonorenses y claro está, su aportación es escasa.

Y sin salirme del tema estimado lector, pero la figura de un diputado plurinominal surgió a raíz de que a inicios del México pos revolucionario, las figuras que llegaban a las cámara no eran precisamente un dechado de virtudes salvo uno que otro, de tal forma que se aprobó la figura del plurinominal para ofrecerla a aquellos mexicanos que pudieran engrandecer la labor legislativa con sus conocimientos, sobre todo. Hasta los ofrecimientos se otorgaban a aquellos que vivían fuera del país.

Pero eso es a toro pasado pues ya vemos que el origen de las pluris se fue desvirtuando hasta llegar a lo que hoy tenemos.

A lo mejor usted piensa que no importa si un diputado cuenta o no con los alcances académicos suficientes pues las votaciones son grupales al conformarse en facciones y de allí que sea un tema menor, pero no, el hecho de que contemos con mínimo licenciados en las cámaras, permite sin duda alguna las discusiones y debates de altura que permitan dilucidar con mayor categoría los temas concluyentes de la sociedad.

La falta de cultura en nuestros legisladores nos permite observar la cantidad de leyes que son buenas intenciones, pero que son creadas o modificadas muchas de ellas con una visión primaria, la mayoría a uno o dos años y no refleja los estragos que pueden causar en un futuro intermedio o lejano.

Hay algunitos ejemplos de esto. Recuerdo que cuando en tiempos de Armando López Nogales el delito de robo sufrió una amplitud al ejercerse cualquier grado de violencia o simple predisposición a ella por parte del infractor, la tasa de reos en los penales se elevó de manera desproporcionada de tal forma que sufrió un crack el Sistema Estatal Penitenciario al quebrarse el presupuesto establecido en cuanto al suplemento que otorga el Estado para la manutención pues conocido es que la federación es la que aporta entre un 60 y 70 por ciento de lo que se eroga en esa materia.

Fue un caos que no se visualizó.

Ahora que están aprobándose diferentes tipos de leyes, observo preocupado que algunas no tienen dientes, otras son sin presupuestos, pero lo más grave de todo esto, es que ninguna tiene una visualización de largo alcance de tal forma que al imponerse en el corto plazo deben reformarse y se van adecuando conforme a las necesidades inmediatas de la sociedad o bien, para lograr una satisfacción electoral del promovente.

Y no hay una etiqueta en lo especial pues todos los legisladores caen en este tipo de inercias por falta de capacidad visionaria.

Ya me desahogue. Pero sería mejor legislar en materia de candidatos con mayor calidad, por lo mínimo académica. Claro que no es la panacea, pero algo es algo, ¿qué no?

PUES EN CUANTO al STAUS, todo indica que no van a firmar el convenio anual que se tiene con  el Isssteson y que en contrario, van a exigir el cumplimiento de algunos apartados. Se va a poner bueno el ajetreo en estos días o en enero cuando se maneje la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo y meterán al rector, Enrique Velázquez en un brete pues es el patrón con quien se indexará la posibilidad de huelga con este nudo gorgiano que se creó con el Isssteson y que le van a pedir que desbarate.

Y si, huele a presión seria y ello significa huelga.

Por cierto, tendrá Velázquez algunos trompos al uña pues está por aprobarse o ya se aprobó la creación de otro sindicato de empleados de la Unison, además del Steus. Qué bronca. Habrá tres frentes que tienen como acicate para que se acepten sus recomendaciones precisamente el factor de paros y huelgas. Me imagino que el rector, en su infinita inteligencia ya tiene determinada una estrategia. Espero que sí.

PUES SEGÚN Redes sociales, el señor de las hieleras, Luis Arístides López Moreno, dicen, salió libre. Y si va a salir Guillermo Padrés, ¿cómo no iba a salir este señor? Así cómo, pues.

EN FIN, por hoy es todo, el lunes le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden